-12 GMT -11 GMT -10 GMT -9 GMT -8 GMT -7 GMT -6 GMT -5 GMT -4 GMT -3 GMT -2 GMT -1 GMT 0
GMT
+1 GMT +2 GMT +3 GMT +4 GMT +5 GMT +6 GMT +7 GMT +8 GMT +9 GMT + 10 GMT +11 GMT + 12 GMT
                                                 
                                                 

Aeropuerto José Martí, La Habana (Cuba) (I)
Aeropuerto Ignacio Agramonte, Camagüey (Cuba) (I)

Aeropuerto José Martí, La Habana (Cuba) (II)
Aeropuerto Ignacio Agramonte, Camagüey (Cuba) (II)

 
Hacia el Norte
La Tierra a las 0:00 GMT. Inicio. Hacia el Este
Hacia el Sur

 

  

Aeropuerto José Martí, La Habana (Cuba)
19:00:00 (-5 GMT, 31.10.00)

Debo reconocer que su conversación, cuando menos, me aligeraba el tiempo de la espera. Las demoras no son tan inusuales cuando se viaja por avión, pero ésta llevaba, ya, mucho tiempo. -Justo ahora, en la aduana -me decía-, me ha tocado estar detrás de un mexicano. Una pena: llevaba una camisa con negras desnudas, palmeras y botellas; tenía ojos de rata, el pelo a cepillo, una tripa monstruosa... Una caricatura. Sólo le faltaba el sombrero de charro. Y se había dejado el pasaporte en la maleta.

Poco antes habíamos estado hablando de nacionalidades, rasgos de cada país, cosas por el estilo. Y habíamos quedado de acuerdo en que había ciertos elementos que unificaban, más allá de las fronteras nacionales, a la gente criolla, de ascendencia española residente en América Latina. (Bueno, exagero: él había estado muy conforme, y yo me había limitado, casi, a asentir con monosílabos.)

-Todo lo que decía para justificarse era: "Y'ha d'estar en el avión", "Y'ha d'estar en el avión"... Patético -y el acento, en efecto, sonaba patético-. Pero lo peor fue cuando el funcionario de la aduana le ha preguntado, no sé, supongo que el motivo de su viaje, y él, más o menos, le ha dicho "Pues eh que me quiero escapal, chico, pero la veldá como que no me quiero il de balsero..." -hizo una mueca- ¡El muy imbécil! Y luego, encima..., ¿cómo ha sido? "No, pos, digo, no, ya en serio... La verdad es que nos vinimos de pinta, carnal. De traviesitos". Algo así. Y se ha reído.

-Pintoresco.

-Cuando menos, no hay que preguntar de dónde viene.

-¿Y a un criollo?

-Te repito que los criollos tenemos cierta identidad... ¿Por qué, si no, tú y yo podemos hablar tan tranquilos? Además de los rasgos hay cierta cultura, cierta actitud. Era obvio que ése sólo ha estado en Cuba para emborracharse, para follar... Y luego, después de que se han mandado llamar a no sé cuántos funcionarios, y él ha estado exigiendo por no sé cuánto tiempo que saquen su pasaporte del avión, resulta que un amigo suyo, vestido exactamente como él, se ha sacado el pasaporte de la chaqueta y ha dicho: "No lo había visto"...

Se rió. -Yo no sé qué pensarán los criollos mexicanos, pero a mí me daría vergüenza salir de mi país. Tener que pasar por la misma criba que esa gente...

Le mostré mi propio pasaporte mexicano y ninguno de los dos supo qué decir.

Alberto Chimal

 

mapa · autores · creditos · ariadna rc

··· cerrar ventana ···