índice XX aniversario

1997

por Manuel Quiroga Clérigo


Entonces los poetas vivían en las calles,
escribían sonetos junto a las fuentes secas
y veían el mundo rodeado de espejos.
Había turbulencias en medio de la nada,
tal vez en los ocasos del oscuro rocío.
El siglo terminaba con un olor a pólvora,
sobre todo en el Norte de las colinas verdes.
¡Fueron días muy tristes, atardeceres núbiles
esperando la unión con noches imposibles!.
Sin embargo se abrían las puertas del silencio,
Harry Potter venía a remover crepúsculos
y llevar fantasías a portales dormidos
mientras en París (Francia) fallecía Diana.
Nuevos enamorados invadían  jardines
con la ilusión gozosa de vivir primaveras
mientras Ángel González, el poeta de Oviedo,
llevaba sus escritos a la Real Academia:
“Escribir un poema se parece a un orgasmo”.
Hoy te cuento estas cosas y recuerdo tus besos
igual que las acacias de tu calle asfaltada
y aquellos balidos de la oveja Dolly.
Veinte años más tarde sólo somos más jóvenes.

Majadahonda, 6 de Noviembre de 2017.

 

 


© Manuel Quiroga Clérigo

 78ariadna