índice del número

 

 

El deshaucio de un niño yuntero
porMarcos Pérez Parras



“Más humillado que bello”
(Miguel Hernández)

 

Suela quejosa que barre el suelo
hondo respirar nacido de invierno,
mirada turbia, gris llovido, perdida.

Concebido del vacío hacia el vacío
como sangre de la misma sangre.
Llevas un recodo, niño,
de crónica pobreza emponzoñada dentro.

Triste niño de soledad abrazado,
dique que hacen creer seco
para cortar sus alas,

eres pasto de polvo
y polvo de máquinas,
eres, tal vez,
                                                  un subíndice
del último subíndice.

Cuéntame, imploro,
por qué anida en ti la noche
como un ropero de ausencias,
porque andas engalanado
de un injusto silencio.

Triste niño, alcoba sin techo
o colchón sin colchón,
carne de desahucio.

Tu suela quejosa barre el suelo,
tu hondo respirar nacido en el cielo,
tu mirada turbia, gris llovido, perdida,
portas al cuello el yugo
como el león la melena,
y del peón nace el peón
y del salado llanto yerma tierra.

Triste niño de futuro conocido,
¿qué rueda astillaste?
Triste niño ojo violeta,
almuerza escarcha y pan
desnudez y frío,
pero, oh triste niño,
no almuerces silencio

 

 

 

 

© Marcos Pérez Parras

91ariadna