índice del número

 

 

Autoretrato
porC. A. Campos



imagino al pobre infeliz
una mañana de niebla
eligiendo con buen gusto el lugar,
el árbol que le proveerá descanso
al fin

lo imagino yendo a la ferretería,
seleccionado la soga
y la cantidad exacta que requiere
la paz de su guerra,
dándole las gracias a la dependiente
por sus atenciones,
parece que lo educaron bien

lo imagino de carne y hueso,
de deseo y dolor
y de mucho tragar en seco,
mucho tragar veneno,
atando los nudos, los cabos,
meciendo la mecedora del vacío,
practicando,
enlazándose y dándose ánimos:
ya pronto…

lo imagino confiándome sus secretos
y miedos,
dejándome su ñapa, tan generoso,
dejándome este recado que, por pudor,
no debería dar a conocer,
yo carezco de buenos modales  

lo imagino con apodo,
con nombre y apellido,
con callos en los pies y fecha de cumpleaños,
con un pasado que era futuro
y no fue presente,
como al pobre infeliz
que veo en el espejo
mientras me cepillo

lo imagino finalmente feliz

 

 

 

© C.A.Campos

91ariadna