VERSOS

 

Asalto a la fortaleza

Jimena Pesquero Bordón

 

 

Mi dedo se marea
dando vueltas en la boca del vaso,
y piensa:
¿seré un magnífico ejemplar
que pueda
rasguñar, tocar
o rozar de una manera sutil
las vidas,
los pasos agigantados,
todos los caminos
o tan sólo los hoyos
que marcamos en la arena
porque la ola se va?
¿seré tan infinito
para ser
campera de gruesa piel,
que vos me cargues
y yo te abrigue?

 

 

© Jimena Pesquero Bordón

 

portada


a r i a d na