índice del número

 

 

Los geómetras
porAntonio Polo

 

Los geómetras sirven para encontrar lunares
y calcular el ángulo del ábside con los presbiterios.
Un buen geómetra puede medir la sombra
que los almuédanos proyectan desde el minarete
o multiplicar el gesto del tirano mientras decide
sobre la decapitación de los talismanes.

El geómetra crepusculario duerme con un pantógrafo,
sueña con un pantógrafo y ama bajo la tramoya
en donde las costillas fueron las maromas del barco
en el que en vez de brújula se navega con pantógrafos.

Cuando los geómetras están entre nosotros
se dedican a medir los planisferios y coquetean
con náyades o matronas, y las matronas entretanto sueñan
con ser Hipatia y llevar un pantógrafo
para copiar, copiar y volver a copiar el delicado
gesto que nunca ha pasado desapercibido a los amantes.

Pero solo un geómetra podría averiguar cuál es el camino
a la nada y por qué tienes un lunar entre el coseno
de tus pechos y la tangente de tu escápula.


 

 

© Antonio Polo. San Fernando (Cádiz). 1957.

84ariadna