Julio García
Chegará

Escalera Grabaciones Intrepidas (2009)

por Pedro Díaz Del Castillo

Siempre que reseño un nuevo disco de Julio García, suelo revisar todo lo realizado con anterioridad, pues la carrera de Julio y su inseparable Carmen Ros, es una suerte de de progresión constante en la búsqueda de esa “inquieta laxitud” con que nos regala su música. Cada disco elaborado con anterioridad suponía un pequeño salto, un paso hacia delante claramente definido, diferenciado de sus trabajos anteriores, pero manteniendo una tronco común con el resto de sus discos. Hasta hoy.

Chegará es algo más. Sin más es su mejor disco hasta la fecha. Sólido, bien elaborado, rebosante de sensibilidad global y con un camino rotundamente definido, escrito desde sus raíces, pero denso rico en matices y la vez profundamente personal. Este nuevo trabajo ha sido realizado desde la madurez, tras más de diez años desarrollando su particular idea de las músicas para el alma. Los que hemos seguido su carrera desde los comienzos puede que percibamos este disco como un producto natural de los camino sondeados por Julio en trabajos anteriores, creo que es la idea pero en este trabajo percibimos fuertes cambios respecto a todo lo realizado hasta el momento.

En primer lugar, la guitarra pierde todo el protagonismo para concedérselos a la voz. Todos los temas son cantados y no sólo están acompañados como en trabajos anteriores por los excelentes arreglos diseñados por Carmen Ros. Julio y Carmen han buscado y encontrado enormes y personales voces que arrebatan el primer plano a las guitarras de Julio y a las que une su amor por la música brasileña. Dos grandes descubrimientos en este disco (al menos para mi), Lenna Pablo, brasileña de Rio de Janeiro, preciosa voz rotundamente jazzística en la línea de las grandes señoras del jazz internacional de todos los tiempos y que deslumbra desde el primer tema, y Luisão un cantante hispano portugués nacido en Lisboa y afincado en Ávila, una magnífica voz llena de matices y que espero siga creciendo y colaborando con Julio. Hay más voces este disco, las de Gladston Galliza (Ouro Preto, Brasil), la cantante de ascendencia italiana Beatrice Binotti y la cantante argentina Gabriela Maiztegui, el coro de niños de Madagascar, Malagasy Gospel y por supuesto los coros de Carmen Ros. No hay temas instrumentales, todo el disco está interpretado en portugués y aunque existe una pretendida vocación brasileña, este conjunto de canciones posee un tono global con sonidos que nos alcanzan desde el África luso-parlante, Cabo Verde, Angola, Mozambique, pasando por Portugal y por supuesto Brasil, un sonido que Julio hace suyo desde los primeros compases. Ya en su anterior trabajo los aires atlánticos se hacían patentes en todo el disco, sin embargo la personalidad de la música de Julio dejan entrever de forma muy patente la mediterraneidad de su propuesta que termina por definir un trabajo con un tono único muy personal.

Por último, me gustaría destacar el trabajo realizado por Carmen Ros para este disco, tanto en las letras de todas las canciones, en portugués, como por los arreglos corales o en la propia producción del disco.

Me reitero en la opinión de que es el mejor disco de Julio hasta la fecha, algo que me hace pensar en todas las maravillas que nos deparará el futuro de un autor con una trayectoria seria y trabajada y un estilo alejado de todas las formas clónicas que habitan nuestras radios, reproductores mp3, ipods y demás formas de avalancha musical contemporanea.

http://www.myspace.com/chegara

PDDC

© Pedro Díaz Del Castillo
www.ariadna-rc.com

v e r s i ó n   p a r a  i m p r i m i r